Las formas importan

A comienzos del período de gobierno al que hoy le quedan dos meses, el senador Jorge Larrañaga inició una ronda de contactos políticos con referentes de los partidos de oposición, auscultando acuerdos bajo la consigna pública de construir un “espacio superador” del Frente Amplio, en explícito contraste con la negación del partido que por cuarta vez había sido el más votado por la ciudadanía y por tercera vez había alcanzado la Presidencia de la República con mayorías legislativas. En coincidencia temporal, el senador Pablo Mieres del Partido Independiente promovía a través de acciones diversas la conformación de un “espacio social-demócrata”, nutrido de convergencias entre sectores batllistas, seregnistas y wilsonistas. Las iniciativas de ambos líderes –ministros designados para el gobierno de coalición que asumirá el próximo 1o de marzo- denotaban, con acentos diferentes, la necesidad de superar una lógica de confrontación binaria entre dos bloques políticos irreductibles, tendiente a la anulación[…]

Novedades importantes en la transición

Los resultados de las dos vueltas electorales de octubre y noviembre en la República han determinado, como es notorio, una alternancia de partidos en el gobierno nacional (Parlamento y Ejecutivo), circunstancia que domina la fase transicional que se extenderá hasta el 15 de febrero y el 1 de marzo del año próximo, respectivamente. Por más de dos meses y medio, si se cuenta la transición desde la proclamación por la Corte Electoral de Luis Lacalle Pou como Presidente electo hasta su asunción del cargo, precedida por la instalación de la nueva Asamblea General, existen en Uruguay dos gobiernos, marcados con signos muy diferentes: uno saliendo y otro entrando en tanto actores antagónicos, uno unitario (en algún sentido muy laxo) y otro coalicional, uno electoralmente vencido y otro vencedor en ese terreno. La larga, anacrónicamente larga transición uruguaya es, por todas estas diferencias,  más tensa y riesgosa que otras anteriores. No[…]

¿Una reforma posible? Educación e instituciones (Parte II)

En una columna anterior del 23 de octubre pasado, procuré introducir la importancia medular que posee el abordaje de la dimensión institucional en una reforma educativa integral y sistémica. Hoy, con el nuevo Parlamento y la cabeza del Poder Ejecutivo ya elegidos por la ciudadanía, y, en definitiva, con el poder político redistribuido entre los partidos, me dispongo a conjeturar sobre sus posibilidades de realización. En este sentido, una forma parcial y primaria de abordar este asunto es considerar las ideas y el marco de actuación que presentan los actores principales, considerando a partidos políticos, sindicatos de la enseñanza y, últimamente, organizaciones de la sociedad civil, como los más destacados en Uruguay. De acuerdo a los resultados arrojados por las elecciones del 27 de octubre pasado, se han constituido en nuestro país cuatro actores partidarios principales, que en su conjunto reunieron más del 94% de los votos válidos, el 100%[…]

Hacer política

Políticos, antipolíticos y apolíticos- La idea de que puede existir algo como la anti política tiene pocos adeptos en el panorama del pensamiento actual. Se trata, en apariencia, de una brutal paradoja dado el florecimiento actual de sectores de derecha e izquierda que cuestionan directa o indirectamente la política y la democracia en gran parte del mundo. Estamos lejos de la era posmoderna en donde la preocupación general era la apatía y la indiferencia hacia las cuestiones de gobierno, emociones y actitudes generalmente asociadas a lo apolítico. Hoy vivimos una inflación de los pronunciamientos y la gente tiende a tomar partido de muy diversas maneras, incluso en contra de los partidos. No obstante, si se analiza con cuidado, la ausencia de reflexión sobre la antipolitica, no resulta tan sorprendente ni extraña. En todo caso, parece la contracara lógica de la ausencia de reflexión seria sobre la política que asola a[…]

¿Para qué la segunda vuelta?

El 30 de noviembre de 2014 Luis Lacalle Pou perdió la segunda vuelta electoral con Tabaré Vázquez. Supo dos cosas ese día. Una, que difícilmente llevaría a su partido a una victoria con sus solas fuerzas; otra, más compleja, que debía entonces construir una coalición entre partidos de oposición y encabezarla para ganar el gobierno en 2019. Con paciencia y creciente convicción, día por día, eso fue lo que hizo, con la certeza de que era el único camino disponible para alcanzar la meta. Pudo mantener ese objetivo en alto incluso ante la emergencia de novedades desequilibrantes en el mapa partidario: la aparición o “el asalto” a su propio partido de Juan Sartori, la derrota de Sanguinetti y la emergencia de Talvi en la interna colorada y el hundimiento electoral del Partido Independiente. En el último semestre, la novedad más desafiante provino de Guido Manini y Cabildo Abierto, con un[…]

La prédica moral de José Mujica

¿Dirigente político o sabio moral? Soy consciente de que al centrar mi análisis en la prédica moral de José Mujica, me expongo a ser acusado de desviar la atención hacia un aspecto secundario en la trayectoria y en los desempeños del personaje en cuestión. Y es que, en efecto, estamos hablando de un dirigente político que ha acumulado éxitos a lo largo de muchos años, como candidato a cargos públicos y como referente obligado de convocatorias partidarias con amplios respaldos. Con todo, me inclino a pensar que el propio Mujica valora más su mensaje moral que sus desempeños estrictamente políticos, y que incluso atribuye a dicho mensaje su gravitación y su prestigio, ya no solo a nivel local, sino también a lo largo del mundo. A lo cual debe agregarse que tampoco asocia a su accionar como gobernante con logros señalados. Por el contrario, a ese respecto ha señalado balances[…]

Una gran nube de confusión e ignorancia

Una muestra de la ineptitud y la increíble confusión conceptual del presente gobierno británico son las siguientes declaraciones de Jacob Rees-Mogg, diputado conservador y miembro del gabinete de Boris Johnson: el mercado europeo “no promueve el libre comercio, solo ejerce proteccionismo a escala europea”. Si la tarea hubiera sido promover el libre comercio, la existencia misma de la Unión Europea habría sido innecesaria y hasta contraproducente. Pero el mercado europeo y el libre comercio son dos cosas completamente distintas. Por su parte, Boris Johnson no se cansa de proclamar las ventajas del libre comercio sobre el mercado europeo contra todas las evidencias pasadas y presentes. Ambos políticos exhiben en la materia una ignorancia escandalosa. No es un asunto menor. Los líderes del brexit (la salida del Reino Unido de la Unión Europea) han emprendido una cruzada de graves consecuencias en nombre de algo que no terminan de comprender del todo.[…]

Miremos nuestras cercanías: Hong Kong y el Brexit

Estamos en Uruguay entre primera y segunda vuelta de la elección presidencial. No lo he olvidado y, como ciudadano, participo en esta coyuntura con alto interés y fuerte compromiso emocional. Argentina, nuestro hermano si los hay en sociedad y política, navega aguas peligrosísimas, en lo económico, lo social y lo democrático. Brasil, nuestro vecino íntimo, emite ondas de extremismo e irresponsabilidad gubernamental y opositora. Chile se agita. Putin y la oligarquía rusa operan insidiosamente. Trump simplifica los problemas de su país y muestra ignorancia institucional. China se introduce en Latinoamérica movida por un hegemonismo nada tranquilizador. Nuestra República Oriental rectifica rumbos políticos y el barrio al que pertenece duele, inquieta y exige razón crítica y, principalmente, autocrítica. Así y todo, me asombra en qué medida nuestros comunicadores, nuestros académicos y nuestras élites omiten dar cuenta, analizar y juzgar (en el sentido de establecer juicios, incluso de valor) determinados acontecimientos y[…]

La política sitiada

La convulsa situación política que atraviesa Chile suma un capítulo más a las crisis que vive actualmente la región, las que denotan, en última instancia, la endeblez de las instituciones políticas en América Latina. Sin embargo, la ocurrencia de estos hechos en un país que históricamente ha ocupado el podio regional en términos de solidez democrática, obliga a una reflexión de mayor alcance. La discusión pública sobre la peripecia chilena ha vuelto a encontrar en redes como Twitter, el canal propicio para el atrincheramiento en posiciones tan irreconciliables como esquemáticas, caracterizadas por los ojos selectivos para valorar circunstancias institucionales complejas en distintos países, blandiendo casos cual si fuesen espadas. Se trata de una exasperante lógica de debate, por el sectarismo y la nula vocación de aproximación conjunta a la realidad. Lo opuesto a la deliberación que debería expresar la mejor cara de la democracia. Abstráigase el lector, por un instante,[…]

Recordemos el pacto: educación e instituciones (Parte I)

En muchas de sus dimensiones constitutivas, la sociedad uruguaya se ha ido introduciendo en una dinámica ciertamente regresiva: reconoce problemas pero tiende a la inercia, prefiere la seguridad de lo conocido al riesgo del cambio sistémico y, entre comodidad e involucramiento, generalmente se inclina por lo primero. El campo educativo, en este sentido, probablemente constituya uno de los ejemplos más claros de dicho proceso. Según los estudios de opinión pública difundidos por diversas consultoras durante los últimos años, la situación de la educación ha permanecido en forma sostenida entre los tres o cuatro principales problemas identificados por los uruguayos. Sin embargo, como escribiera José Rilla en una columna anterior, hemos ido consolidando una actitud de aparente placidez o resignación frente a ella, producto de una amnesia generalizada respecto al origen político y no natural del pacto por el cual delegamos en el Estado –parcial y provisoriamente- la función de asegurar[…]