Lo político y lo jurídico

‘’Un país como Uruguay, en su acción internacional, no debe caer en la tentación de privilegiar la política sobre el derecho, de contraponer política con comercio o de afirmar solo vínculos o posibilidades estratégicas con países que tengan gobiernos con afinidad ideológica’’. [1] El extracto corresponde al discurso de asunción del canciller Rodolfo Nin Novoa, quien con estas expresiones anunció, implícitamente, un giro en los criterios de conducción de la política exterior uruguaya con respecto al período anterior. La respuesta del presidente saliente, José Mujica –inequívocamente aludido- es desglosable en dos componentes: la denuncia de descontextualización de sus dichos de tres años atrás, cuando justificó el apoyo de Uruguay al ingreso irregular de Venezuela al Mercosur –que no contaba con el respaldo unánime de los Estados Partes- en la primacía que tenían, en tal escenario, los elementos políticos sobre los jurídicos; y el concepto de que, en los largos plazos,[…]