Argumentos para las exoneraciones impositivas*

Considero que son endebles los eslabones argumentales que conectan la propuesta de eliminar las exoneraciones fiscales a las empresas que realizan aportes a las universidades privadas con un ataque a la libertad de enseñanza. Entre otras cosas, tales argumentos dejan a los autores de esa iniciativa amplios márgenes de maniobra para dejarla a salvo de dichas imputaciones. Entiendo que es posible adoptar una estrategia argumental más rendidora. A los efectos de elaborar esa argumentación alternativa he tratado, por lo pronto, de ajustarme a los siguientes criterios: en primer lugar, procuro atenerme y enfrentarme a la mejor versión posible de la argumentación esgrimible para eliminar las exoneraciones; en segundo lugar, trato de ubicarme en el marco de fundamentaciones que dieron lugar a las disposiciones tributarias que autorizan esas mismas exoneraciones. Con respecto a la acusación de que la iniciativa en cuestión adolece de sesgos perversos por responder exclusivamente a “razones políticas e ideológicas”, creo que se trata de un recurso argumental fácil de rebatir, sobre todo si se pretende asociar tales razones con supuestas intenciones de impulsar el progresivo desmantelamiento de las universidades privadas o, al menos, de reducir significativamente su capacidad de reclutar estudiantes en los sectores no aventajados. Y es que, en efecto, un argumento basado en la[…]

Pasados perdidos, ciudadanos en fuga

“Secundaria hará vigente una normativa en desuso que establece que los estudiantes de Ciclo Básico no se pueden retirar del centro educativo hasta que no hayan culminado su horario de clase. Además, se buscará que ya no se dicten clases los sábados.” Aulas adentro, Montevideo Portal, 08.11.2015 Noticias e informaciones como estas aparecen a menudo en la prensa y en la televisión. Describen un curioso proceso durante el cual lo que parece obvio, natural, o de sentido común,  por alguna razón devino extraordinario, arduo, casi irrealizable. Deberíamos, tal vez, si unas prácticas como estas aludidas en el epígrafe están inspiradas en la buena teoría o en la acción razonable, realizar un enorme esfuerzo en restituir una obviedad que ya no es tal. En cambio, como frente a una nube de polvo vivimos entre obviedades que requieren un desmontaje a fin de ser pensadas de nuevo. La gravedad de la situación educativa uruguaya alimenta[…]

El Uruguay expulsor

Decía el sociólogo César Aguiar (1982: 8) (1): “En el análisis de algunos datos demográficos particulares –los flujos migratorios, la evolución de la población total, la evolución de la fecundidad, la distribución espacial de la población y la composición de la población por edades- se registran ‘señales’ pertinentes de fenómenos sociales que, en última instancia, hacen a la viabilidad misma de la sociedad nacional, sus probabilidades de supervivencia futura y las raíces de su problemática presente”. Las palabras de los refugiados sirios en Uruguay nos duelen. Sus quejas nos pegan en lo más hondo de nuestro ego y sentir nacional, pero sobre todo son una bala directa al corazón de ese imaginario colectivo y esos discursos oficiales centenarios que nos han autoproclamado como “país de inmigración” y que, a pesar que han sido duramente golpeados por progresivos sinceramientos y tomas de conciencia en las últimas décadas, aún perduran caprichosamente entre[…]

Un vuelco decisivo y una oposición anómala

Por medio de un decreto destinado a regular provisoriamente -mientras dure el trámite parlamentario de un estatuto definitivo y con rango legislativo- las actuaciones del Fondo de Desarrollo (FONDES), los titulares del Poder Ejecutivo que acaban de asumir sus cargos han marcado un distanciamiento con respecto a las orientaciones que a ese respecto habían prevalecido en el gabinete ministerial saliente. En efecto, se ha producido un vuelco decisivo y el mismo puede ser resumido en los siguientes términos: mientras que en el proyecto de ley propuesto por el Ejecutivo saliente se incluía a los emprendimientos autogestionados como únicos destinatarios de préstamos del FONDES, en cambio, en el decreto sancionado por el Ejecutivo entrante figuran también las pequeñas y medianas empresas como destinatarias de dichos préstamos. De esa manera se corrigen aquellos sesgos discriminatorios injustificables que revestía el proyecto de ley en cuestión y sobre los que centramos nuestra argumentación crítica[…]