Los exámenes que nos faltan rendir*

Hay dos cosas que aún no sabemos: qué ocurrirá cuando el Frente Amplio pierda el gobierno y en qué estado quedará nuestra convivencia política. Respecto de lo primero, ¿hay que preocuparse por cómo reaccionará el Frente ante una derrota? Yo creo que sí. En su interior existe un núcleo muy consistente que concibe la política en términos de correlación de fuerzas entre bandos irreconciliables -un ejemplo reciente fue la declaración de su Mesa Política respecto de Venezuela en diciembre (1)-, y hay muy buenas razones para pensar que al menos los  sectores que integran este núcleo no aceptarán una derrota electoral como parte de la normalidad democrática. En tal caso, ¿qué harán con su enorme poder de presión extraparlamentario? En cuanto a lo segundo, están en crisis los presupuestos para la convivencia democrática que se establecieron entre 1916 y 1919 y marcaron la vida del país durante algo más de[…]

Argumentos para las exoneraciones impositivas*

Considero que son endebles los eslabones argumentales que conectan la propuesta de eliminar las exoneraciones fiscales a las empresas que realizan aportes a las universidades privadas con un ataque a la libertad de enseñanza. Entre otras cosas, tales argumentos dejan a los autores de esa iniciativa amplios márgenes de maniobra para dejarla a salvo de dichas imputaciones. Entiendo que es posible adoptar una estrategia argumental más rendidora. A los efectos de elaborar esa argumentación alternativa he tratado, por lo pronto, de ajustarme a los siguientes criterios: en primer lugar, procuro atenerme y enfrentarme a la mejor versión posible de la argumentación esgrimible para eliminar las exoneraciones; en segundo lugar, trato de ubicarme en el marco de fundamentaciones que dieron lugar a las disposiciones tributarias que autorizan esas mismas exoneraciones. Con respecto a la acusación de que la iniciativa en cuestión adolece de sesgos perversos por responder exclusivamente a “razones políticas e ideológicas”, creo que se trata de un recurso argumental fácil de rebatir, sobre todo si se pretende asociar tales razones con supuestas intenciones de impulsar el progresivo desmantelamiento de las universidades privadas o, al menos, de reducir significativamente su capacidad de reclutar estudiantes en los sectores no aventajados. Y es que, en efecto, un argumento basado en la[…]

Se suman propuestas para salir del impasse

El senador Pablo Mieres del Partido Independiente promueve la creación de un espacio socialdemócrata con inclusión de sectores del Frente y de los partidos tradicionales con los que cree que existen coincidencias. No aclara, sin embargo, si ese espacio se traducirá en un frente electoral, en la creación de un partido nuevo o en un avance hacia acciones comunes dentro de los marcos existentes (que, como se sabe, operan de manera fuertemente restrictiva para acordar con sectores pertenecientes a bloques distintos). Según informó El País el 04/12/2015, Mieres se entrevistó con el senador Jorge Larrañaga del Partido Nacional para realizar los primeros sondeos. Al salir del encuentro, Larrañaga declaró: “no se trata de una construcción que sea negacionista del Frente Amplio” sino que “la idea es construir un espacio superador, que reúna al arco opositor y también identifique coincidencias con sectores que están en el propio Frente”. Según se desprende[…]

La jornada comicial de octubre en Uruguay: un análisis

En tres funciones principales, con tres propósitos específicos, fueron a las urnas los ciudadanos uruguayos el último domingo de octubre de 2014: para definir un plebiscito constitucional, para elegir en única vuelta las dos Cámaras del Poder Legislativo y para votar Presidente y Vicepresidente de la República, en única vuelta si alguna fórmula de candidatos a estos cargos superaba la mitad de los votos emitidos o como primera instancia de la que emergerían las dos fórmulas que disputarían un balotaje si aquel resultado no se registraba efectivamente. Esto último fue, notoriamente, lo que sucedió, en virtud de lo cual las fórmulas Vázquez-Sendic y Lacalle-Larrañaga dirimirán la segunda vuelta presidencial el último domingo de noviembre de este mismo año. En esas tres vertientes debe desenvolverse cualquier análisis de los resultados de la votación, de sus inmediatas consecuencias jurídicas (rechazo de la enmienda constitucional plebiscitada, parlamentarios elegidos, etc.) y de las implicaciones[…]